PLASONUP en Jujuy: Populismo y burocracia 27/09/2019

El miércoles 12 de Julio, la población jujeña se dió con una larga fila afuera de las instalaciones de la Vieja Estación de ferrocarril. A pesar de las bajas temperaturas decenas de personas se dirigieron a la oficina de la Secretaría de Asistencia Directa y Calidad de Vida de la Provincia, en calle Alvear 539, para el retiro de las tarjetas y entrega de los requisitos del PLASONUP (Plan Social Nutricional Provincial), dándose con la sorpresa del cambio de lugar.

Es necesario recordar que el mencionado plan responde al programa “Comer en Casa” del Ministerio de Desarrollo Humano del Estado Provincial. Según la página oficial del Gobierno de Jujuy  la ministra de Desarrollo Humano, Natalia Sarapura informó que se encontraba acreditada la suma correspondiente a junio de las tarjetas. Señaló que “los beneficiarios podrían realizar las compras durante 20 días”. 

Largas filas para obtener el beneficio

Cabe destacar la demora e inconvenientes, debido a la desorganización en la entrega de las tarjetas y la recepción de los requisitos para aquellas familias que podían ingresar al sistema por primera vez. Alrededor de las 10 a.m, hubo situaciones de tensión cuando un grupo numeroso de personas que se encontraba dentro de las instalaciones,  esperando ser atendidos por el número que les habían dado los empleados antes de su ingreso, se cruzaron en insultos subidos de tono con otras personas, que supuestamente habían perdido su turno y pretendían ser atendidos. También, había otro grupo que tenía números repetidos, frenando así por un momento la recepción de los requisitos. Finalmente, las personas que llegaron antes del horario de atención se pusieron de acuerdo para hacer de nuevo una fila  dentro de la Vieja Estación siguiendo el orden de números, no permitiendo que otros individuos se colaran.

¿Medidas paliativas? ¿clientelismo político?

Sin duda, nos falta mucho para llegar a imitar a los países del primer mundo  en cuanto a implementar tecnología para terminar así de una vez por todas con la insensible Burocracia que solo entorpece y violenta un simple trámite que pretende cubrir una de las necesidades básicas del ser humano como “el pan de cada día”.

Por América Celina Abalos, estudiante de comunicación social y miembro del Partido Libertario Jujuy

Ir arriba